Saltar al contenido

Deliciosas Alitas de Pollo con Sabor a Ajo y Miel: Receta Paso a Paso

Las alitas de pollo son un clásico indiscutible en la cocina mundial. Su versatilidad y capacidad para adaptarse a diferentes sabores las convierten en una opción popular para cualquier ocasión, ya sea una reunión informal con amigos o una cena en familia. En esta ocasión, te presentamos una exquisita receta para preparar alitas de pollo con un toque irresistible de ajo y miel. ¡Prepárate para sorprender a tus invitados con este delicioso plato!

Ingredientes:

  • 1 kg de alitas de pollo
  • 6 dientes de ajo picados finamente
  • 1/4 taza de miel
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Sal y pimienta al gusto
  • Perejil fresco picado para decorar

Instrucciones:

Paso 1: Preparación de las Alitas de Pollo

  1. Lava las alitas de pollo bajo agua fría y sécalas con papel de cocina. Esto ayudará a eliminar cualquier residuo y garantizará que las alitas estén limpias y listas para cocinar.
  2. Una vez secas, coloca las alitas en un tazón grande y sazona con sal y pimienta al gusto. Asegúrate de cubrir bien cada alita con la sazón para potenciar su sabor.
  3. Deja reposar las alitas sazonadas mientras preparas la deliciosa marinada de ajo y miel.

Paso 2: Preparación de la Marinada de Ajo y Miel

  1. En un tazón pequeño, combina los dientes de ajo picados finamente, la miel, la salsa de soja, el aceite de oliva y el pimentón dulce. Mezcla bien todos los ingredientes hasta obtener una marinada homogénea y suave.
  2. Prueba la marinada y ajusta el sabor según tu preferencia. Si deseas un toque más dulce, agrega un poco más de miel. Si prefieres un sabor más intenso, añade más ajo picado.
  3. Una vez que la marinada esté lista, viértela sobre las alitas de pollo previamente sazonadas. Asegúrate de cubrir todas las alitas con la marinada, utilizando tus manos o una cuchara para distribuirla uniformemente.

Paso 3: Marinar las Alitas de Pollo

  1. Cubre el tazón con film transparente o una tapa y refrigera las alitas de pollo durante al menos 1 hora. Este tiempo de marinado permitirá que los sabores se fusionen y penetren en la carne, garantizando un resultado final delicioso y aromático.
  2. Durante este tiempo, puedes aprovechar para preparar acompañamientos adicionales, como una ensalada fresca o unas patatas asadas al horno.

Paso 4: Preparación y Horneado de las Alitas de Pollo

  1. Precalienta tu horno a 200°C (390°F) y forra una bandeja para hornear con papel de aluminio o papel pergamino. Esto facilitará la limpieza y evitará que las alitas se peguen.
  2. Una vez transcurrido el tiempo de marinado, retira las alitas de pollo del refrigerador y colócalas en la bandeja para hornear, asegurándote de que estén distribuidas uniformemente.
  3. Vierte cualquier exceso de marinada sobre las alitas y luego coloca la bandeja en el horno precalentado.
  4. Hornea las alitas de pollo durante aproximadamente 25-30 minutos, o hasta que estén doradas y crujientes. A mitad de cocción, puedes voltear las alitas para asegurarte de que se cocinen de manera uniforme por ambos lados.
  5. Una vez listas, retira las alitas del horno y deja que se enfríen ligeramente antes de servir.

Paso 5: Servir y Disfrutar

  1. Transfiere las alitas de pollo a un plato grande y decora con perejil fresco picado para dar un toque de color y frescura.
  2. Sirve las alitas de ajo y miel junto con tus acompañamientos favoritos, como arroz blanco, puré de patatas o vegetales al vapor.
  3. ¡Disfruta de este delicioso manjar con tus seres queridos y déjate conquistar por su sabor irresistible!

Consejos Adicionales:

  • Si prefieres un método de cocción más rápido, también puedes preparar estas alitas de pollo a la parrilla. Simplemente sigue los mismos pasos de marinado y luego ásalas a la parrilla hasta que estén completamente cocidas y doradas.
  • Para un toque extra de sabor, puedes agregar un chorrito de jugo de limón a la marinada antes de verterla sobre las alitas de pollo. El ácido del limón complementará perfectamente la dulzura de la miel y realzará el sabor general del plato.
  • Si te gusta el picante, puedes agregar una pizca de chile en polvo o unas gotas de salsa picante a la marinada para darle un toque de calor a tus alitas de pollo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *